miércoles, noviembre 07, 2007

Caso clínico 40



Acude a la urgencia un bebé de 6 meses traído por un familiar, procedente de Guinea. Tuvo un accidente de tráfico por el que estuvo ingresado en su país desde hace 2 semanas. En la exploración presenta Glasgow 13. Algo quejumbroso. En región occipital se palpa lesión de consistencia blanda, de bordes mal definidos, de unos 8 cm de diámetro. Se realizó TAC craneal.
¿Qué te parecen las imágenes?

6 comentarios:

J. Guerrero-Fdez dijo...

Veamos... Además, de cierta asimetría craneal (plagiocefalia) que podría no tener nada que ver con el caso, me sorprende la ausencia parcial de calota en su porción parieto-occipital izquierda. La imagen encefálica subyacente no es, obviamente, normal... probablemente contusiva.
Frente a estos hallazgos, y en ausencia de más información, se me ocurren las siguientes posibilidades:
1. Se hizo un trépano para drenar un supuesto hematoma. La lesión "contusiva" subyacente me parece un poco abigarrada... ¿absceso secundario aún no organizado?. Aunque el trépano parece demasiado grande como vía exclusiva de drenaje, es posible que hayan extirpado parte de la calota para descomprimir el grave edema cerebral generado.
2. Ausencia congénita de calota a ese nivel (encefalocele). La localización de estas lesiones congénitas suelen ser mediales por lo que no estoy seguro de esta posibilidad en el paciente. No obstante, puede que un traumatismo sobre esa zona haya generado con facilidad la lesión "contusiva" que describí anteriormente.
3. ¿Cúmulo de casualidades? Encefalocele, neurocisticercosis en niño guineano y traumatismo sin importancia que permitió el descubrimiento de lo que vemos. Esta posibilidad me parece remota ya que la imagen "contusiva" no está bien definida y desde luego no es lo que parece corresponderse con una neurocisticercosis.

Me quedo con los dos primeros, quizá más el segundo ya que no contais que hubiera cicatriz de intervención neuroquirúrgica para la trepanación. Y algo más, ¿hay signos de infección? ¿que muestra la analítica?

R1 dijo...

Yo me inclino mas por un defecto del cierre del tubo nueral, un encefalocele o un meningocele.

Guillermo dijo...

Me vaís a perdonar la frivolidad, pero ¿a que parece como si el hemisferio derecho se estuviera "saliendo" por el agujero?.
Hay una diferencia entre el volumen de los dos hemisferios: ¿atrofia del derecho?. Y en su parte posterior, como dice j.guerrero, está distorsionado, y con disminución de su densidad.
Ahora bien, traducir ésto en un diagnóstico, me sobrepasa.
Saludos.

J. Guerrero-Fdez dijo...

Qué cosas... Seguro que le enseñas esta imagen a alguien que no sea Médico pero hable con propiedad, y te dirá: "falta de hueso craneal" o, traducido a nuestra jerga, "defecto oseo parital". Y tienen razón los radiologos docentes cuando nos regañan y nos dicen: "no diagnostiques, describe la imagen".
Pues eso, cometí el error de diagnosticar antes de describir la imagen y decir sin más que se trataba de un encefalocele ("salida de masa encefálica a traves de un defecto").
Rectifico pues: como dijo el R1 "defecto del cierre del tubo neural". Y aprovecho para reformular mi juicio diagnóstico:
"Defecto óseo parietal", probablemente congénito (no descarto la 1ª posibilidad que planteé), descubierto tras un traumatismo y que, como consecuencia de éste, pudo lesionarse la masa encefálica subyacente.
Existe una entidad denominada "Foramina parietalia permagna" (OMIM 168500), caracterizada por un doble defecto óseo parietal, congénito, bilateral y simétrico (a ambos lados) que puede pasar desapercibido y puede llegar a cerrarse.
Es posible que la imagen se corresponda con esta entidad en el proceso de cierre (se haya cerrado un lado antes que el otro)...
Lean y opinen: http://db.doyma.es/cgi-bin/wdbcgi.exe/doyma/mrevista.fulltext?pident=13046529
(An Pediatr. 2003; 58(5):506)

Gonzalo dijo...

Una vez más aprendo mucho más de lo que pueda enseñar.
No había signos clínicos de infección. Ante el resultado del TAC buscamos por todas partes una cicatriz en el cuero cabelludo, pero ésta no existía. Y al nacimiento el niño no presentaba ninguna malformación, apareciendo este bulto tras el accidente y aparentemente como consecuencia de éste.
Así que sólo cabía una explicación: fractura del hueso occipital, con diástasis de los fragmentos y como consecuencia protrusión de la masa encefálica.
Seguro que esto había permitido al niño seguir con vida y sin gran daño neurológico (aunque habrá que ver), ya que la fractura impidió que se produjera hipertensión intracraneal.
Se derivó al niño a un centro con neurocirugía pediátrica. Allí se puso válvula de derivación peritoneal, pendiente de seguimiento.

Maria Luisa dijo...

Por favor, necesito ayuda. Mi hijo tenía la cabeza con una forma muy rara y me ha dicho el medico que tiene plagiocefalia. No se que hacer ni como curalo y estoy preocupada, me ha dicho que estos cascos le ayudan a recuperar la forma de su cabeza, pero no se si spn bueno.s Me pueden ayudar?

http://www.plagiocefalia.com