miércoles, mayo 09, 2007

Caso clínico 29


La verdad que no es un caso clínico nuevo, sino continuación del anterior y el que da la solución diagnóstica.
Como bien se ha dicho en comentarios anteriores se realizó el mantoux, que fue negativo, una radiografía de tórax que fue normal. Por lo que se decidió realizar una biopsia (no sólo PAAF, que es lo que se había hecho antes) tomando muestras para anatomía patológica y para cultivo.
En la evolución sólo destacó un aumento de la eosinofilia periférica hasta 1200 eosinófilos totales.
Ante el cuadro clínico y el resultado de la biopsia el anatomopatólogo llamó para sugerir el probable diagnóstico. ¿Alguien se anima?


9 comentarios:

Etiam dijo...

La eosinofilia aumentada me hace sospechar parasitosis.
¿Podrías poner una muestra de mayor aumento? En el cuadrante superior izquierdo veo algo que no sé describir, no parecen células precisamente, parecen larvas pero no estoy segura.
Por otra parte, ¿el paciente tiene mascotas en casa o está en contacto con animales?
Un saludo

Gonzalo dijo...

No hay ningún parásito en la muestra, y en niño no tiene mascotas ni ha estado en contacto con animales. No le ha arañado ningún gato.
Efectivamente la eosinofilia puede hacer pensar en una parasitosis, de hecho esa es la causa más frecuente (causa infecciosa, claro, en general es más frecuente la atopia como causa de eosinofilia).
Hay una enfermedad en la que hay bultos en el cuello, eosinofilia, aumento de la Ig E y que tiene una anatomía patológica como la que muestro.
Se admiten más opiniones, y si no, habrá que llamar a House...

isdosr dijo...

En la enfermedad de Hodgkin hay eosinofilia , aumento de IgE y adenopatías. Pero soy incapaz de intrerpretar la anatomia patológica sino me la describen, es decir no sé si se ven celulas de Reed-Sternberg.

Etiam dijo...

Sí, una vez descartada una parasitosis, me inclino por el Linfoma Hodgkin, aunque no veo bien la foto de la AP, lo siento.

Gonzalo dijo...

Necesitamos algún anatomopatólogo que curiosee por aquí.
La verdad que yo no sé interpretar la anatomía patológica, pero por lo visto no hay células de Reed-Stenberg, así que habrá que seguir pensando...

Gonzalo dijo...

Lo que se ve (por lo visto) es una hiperplasia angiolinfoide con eosinofilia.
A ver si ahora alguien lo dice...

Roi Piñeiro dijo...

Atención....

¿Enfermedad de Kimura?

Aunque el diagnóstico diferencial con la hiperplasia angiolinfoide con eosinoflia no está nada claro.

De todas formas, sin todas tus pistas... imposible, por lo menos para mi, no lo habría acertado en la vida (de ser eso).

Saludos!

Gonzalo dijo...

Efectivamente se trata de una enfermedad de Kimura. Una enfermedad de causa desconocida, que es más frecuente en varones asiáticos y que cursa con bultos en el cuello, eosinofilia y aumento de la Ig E. El diagnóstico lo da la biopsia junto al cuadro clínico y para el tratamiento se emplea cirugía y corticoides.
A este niño se le trató inicialmente con corticoides para disminuir el tamaño de las lesiones (que disminuyó llamativamente) y posteriormente se realizó cirugía.
Una de las complicaciones en la evolución de la enfermedad es el síndrome nefrótico, que también tuvo este niño.
Yo apuesto a que ni el mismo House lo habría resuelto...

Anónimo dijo...

Soy paciente de Kimura y para descubrirlo sospecharon de linfoma, hodgkin, parásitos y decenas de pruebas. Solo el análisis patológico y con cierta dificultad confirmó la enfermedad de kimura. Posteriormente trataron la enfermedad y el sindrome nefrótico con esteroides, pero quedó pendiente tratar el problema vascular que finalmente me provocó un TEP.