miércoles, marzo 21, 2007

Caso clínico 25



¿Qué te parece esta lesión? ¿Qué recomendaciones harías a los padres de este niño?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola. Soy una estudiante de medicina que ahora mismo está rotando por pediatría, y precisamente hace muy pocos días vi a un niño al que le sucedía lo mismo. ¿Es una hernia umbilical, no? Los médicos recomendaron a los padres no hacer nada por el momento, simplemente vigilarlo, porque lo más probable era que con el paso del tiempo regresara al fortalecerse la pared abdominal. ¿Qué hiciste tú?

Roi Piñeiro dijo...

La verdad es que esta hernia tiene un color y un tamaño que si el lactante asociara vómitos o fiebre lo mandaría al hospital, ya que podría estar estrangulada (rarísimo en este tipo de hernias pero posible).

En caso de que tras el llanto volviera a su sitio y no asociara tales síntomas diría a los padres que lo vigilaran en domicilio y que el tiempo nos diría si hay que operar o no. Con ese tamaño no me atrevería a asegurar "No se preocupen, esto cerrará solo".

Saludos teloneros!

Gonzalo dijo...

Efectivamente se trata de una hernia umbilical.
Suele asociarse a diastasis de los rectos y se debe a un cierre imperfecto o a una debilidad del anillo umbilical. Los factores predisponentes son la raza negra y el bajo peso al nacer. El aspecto es de una hinchazón blanda cubierta por piel que sobresale cuando el niño llora, tose o hace fuerza, y que se puede reducir con facilidad a través del anillo fibroso del ombligo. La hernia está constituida por epiplón o pequeñas porciones de intestino delgado, con un tamaño que oscila entre menos de 1 y 5 cm, aunque las hernias grandes son frecuentes.
La mayoría de las hernias umbilicales que aparecen durante los seis primeros meses de vida desaparecen de forma espontánea hacia el año de vida. Las hernias de gran tamaño (5-6 cm de diámetro máximo) también desaparecen de forma espontánea hacia los cinco o seis años de edad. La estrangulación es excepcional. Se acepta que el "vendaje" de las hernias resulta inútil. No se aconseja el tratamiento quirúrgico, a menos que la hernia persista a la edad de 4-5 años, provoque síntomas, se estrangule o siga creciendo después de la edad de 1-2 años. Las probabilidades de cierre espontáneo disminuyen cuando los defectos sobrepasas los 2 cm (Nelson dixit).
Yo me limito a comentar a los padres signos a vigilar, les digo que suelen resolverse y las derivo a cirugía cuando persisten a los 5 años.